Duelo y muerte

{ lunes, 2 de noviembre de 2009 }



El duelo es una reacción totalmente natural que tenemos anet la pérdida de una persona, objeto o evento significativo dentro de nuestra vida, principalmente es una reacción emocional y comportamental, enfroma de sufrimiento y aflicción, cuando el vínculo afectivo se rompe, es por eso que lo podemos experimentar no solo ante la muerte en si, también lo vivimos al terminar una relación afectiva, laboral, entre otras cosas.

Esta vez quisiera profundizar un poco con respecto al duelo frente a la muerte de un ser querido, en este sentido la elaboración del duelo se ve afectada por distintos factores que son determinantes:

    * Tipo de relación afectiva con el fallecido.
    * Duración de la enfermedad mortal y la agonía, en caso de existir.
    * Grado de parentesco.
    * Carácter de la muerte.
    * Aspecto del cadáver.
    * Grado de dependencia.
    * Sexo del superviviente.
    * Soporte social, redes sociales.
    * Fe religiosa o planteamiento filosófico vital.
    * Presencia o no de otras experiencias de duelo.

El proceso de duelo se conforma de 5 etapas definidas por la doctora Elizabeth Ross

*Negación
Nos  permite amortiguar el dolor ante una noticia inesperada e impresionante; permite recobrarse. Es una defensa provisoria y pronto será sustituida por una aceptación parcial: "no podemos mirar al sol todo el
tiempo".

*Enojo
La negación es sustituida por la rabia, la envidia y el resentimiento; surgen todos los por qué

*Negociación Ante la dificultad de afrontar la difícil realidad, mas el enojo con la gente y con Dios, surge la fase de intentar llegar a un acuerdo para intentar superar la traumática vivencia.

*Depresión
 Es un estado, en general, temporario y preparatorio para la aceptación de la realidad en el que es contraproducente intentar animar al doliente y sugerirle mirar las cosas por el lado positivo: esto es, a menudo, una expresión de las propias necesidades, que son ajenas al doliente. Esto significaría que no debería pensar en su duelo y sería absurdo decirle que no esté triste. Si se le permite expresar su dolor, le será más fácil la aceptación final y estará agradecido de que se lo acepte sin decirle constantemente que no esté triste. Es una etapa en la que se necesita mucha comunicación verbal, se tiene mucho para compartir.

*Aceptación
Quien ha pasado por las etapas anteriores en las que pudo expresar sus sentimientos -su envidia por los que no sufren este dolor, la ira, la bronca por la pérdida del hijo y la depresión- contemplará el próximo devenir con más tranquilidad. No hay que confundirse y creer que la aceptación es una etapa feliz: en un principio está casi desprovista de sentimientos. Comienza a sentirse una cierta paz, se puede estar bien solo o acompañado, no se tiene tanta necesidad de hablar del propio dolor... la vida se va imponiendo.

Esto es a grandes rasgos lo que el ser humano pasa ante la pérdida, la muerte o la ruptura, no hay tiempos establecidos para cada fase del duelo, es importante respetar el proceso de cada persona, la ayuda profesional nunca está de mas.

Hay que prepararnos para la muerte, es la única seguridad que tenemos al vivir,  a mi parecer por eso es importante vivir siempre de manera coherente, decir lo que pensamos, lo que sentimos y reflexionemos, cada día que pasa en nuestra vida es un día menos para llegar a nuestra muerte.

En próximos post podemos hablar de tanatología y la importancia en un tratamiento profesional del duelo.

"La muerte está en los catres:
en los colchones lentos, en las frazadas negras
vive tendida, y de repente sopla:
sopla un sonido oscuro que hincha sábanas,
y hay camas navegando a un puerto
en donde está esperando, vestida de almirante."

Fragmento de "Sólo la muerte" de Pablo Neruda

2 comentarios:

kazuyanavy dijo...

Yo prefiero decirle luto, y en ocasiones dura mas de lo que en realidad quisieramos.

pinkykinky dijo...

Muy cierto lo que pones sobre las etapas puedo decir que yo he atravesado pro todas pero ni em he dado cuanet vaya la ultima vez que murió alguien de mi familia dije ya valio madre ora si me preocupe cabrón pero vaya era como inminente fue una enfermedad de 54 dias asi como llego se fue no duró mucho, la relacion afectiva fue muy grande tal vez la mas grande que he tenido el pilar de mi vida.
Vaya ahorita recordando ese momento la verdad si me dio en la torre pero por otra parte dije wey no soy egoista es natural y a seguirle.

Publicar un comentario